Jump to content
Sign in to follow this  
You need to play a total of 10 battles to post in this section.
YamiKai

Guerra y Familia: Legado japonés

1 comment in this topic

Recommended Posts

130
[IMP]
Supertester
99 posts
9,962 battles

Muchos de nosotros sabemos la historia de como nuestros padres llegaron a conocerse, ya sea porque nos la contaron ellos o alguno de nuestros abuelos. Pero ¿sabemos como es que comenzó nuestra historia familiar? ¿Quien fue el primero en llevar nuestro apellido? ¿Nuestra familia es originaria de esta región geográfica?

Tuve la oportunidad de conocer la respuesta de algunas de estas preguntas hace poco. Conversaba con mi abuela, ya cercana a su novena década de vida, y me contó la historia de mi bisabuelo, su vida y llegada al Perú. Vengo a compartirles esa historia.

Primer pie en América

Acapulco_1870

Puerto de Acapulco en 1870

Finales del siglo XIX, México. El país aún se recuperaba de la intervención francesa y mucha mano de obra era necesitada. Es en esa situación que dos jóvenes japoneses se despedían, ambos sabiendo que tal vez nunca volverían a verse. Habían llegado hace poco al puerto de Acapulco escapando de la pobreza presente en el Japón de la época, nación que seguía adaptándose a los cambios de la Restauración Meiji. Uno de ellos debía seguir con su travesía al Perú. Era mi bisabuelo, su nombre era Yayiró ,aunque luego se nombraría como Dionisio. El otro, su hermano, permanecería en México buscando nuevas oportunidades.

Latinoamérica era una región de gran crecimiento en esa época, los recientes conflictos como la Guerra del Pacífico y la Guerra de la Triple Alianza dejaron a muchos países con la necesidad de adquirir mano de obra abundante y barata. Es en ese momento en el que comenzaron a arribar grandes cantidades de inmigrantes chinos y posteriormente provenientes de Japón a las naciones de habla hispana.

01_puerto_cerro_azul_y_sakura_maru_full

El Sakura Maru llegando al puerto Cerro Azul

Mi bisabuelo, con solo 19 años, llegaría al puerto Cerro Azul, paso obligatorio para muchos inmigrantes en busca de una mejor vida. Es aquí que junto a sus 789 compañeros de viaje se dirigirían a las haciendas del norte para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar.

Tiempos difíciles

Mi abuela exclama:

-¡Ay hijo! Ahora el Perú es un país bastante moderno y sus ciudades han crecido mucho. Todo era pequeño cuando yo era joven, las carreteras eran pocas y muchas no estaban asfaltadas ¡Imagina como eran las cosas cuando llegó mi papá!

Ella tiene razón, incluso en la actualidad existen zonas de difícil acceso. Me cuesta imaginar la travesía que era viajar de la costa centro al norte del país. Pero todo eso lo hizo mi bisabuelo, era un joven con mucho por vivir y que no se rendiría fácilmente.

Las condiciones en las haciendas de la época eran bastante duras. Largas jornadas de trabajo y salarios reducidos hacían de la vida diaria una situación bastante difícil de afrontar. Pero al igual que muchos inmigrantes de la época, mi bisabuelo era parte de una comunidad bastante cerrada. Estaban unidos no solo por el trabajo o la nacionalidad, aquellas experiencias y la larga travesía que es cruzar un océano  los había vuelto bastante cercanos. Todo esto les dió el valor de exigir una mejor calidad de vida así como una mejor remuneración a sus empleadores. Estos, bajo la presión de perder su mano de obra, no tuvieron más opción que ceder a sus exigencias.

Una nueva vida

French_87th_Regiment_Cote_34_Verdun_1916

Trinchera francesa durante la batalla de Verdún

Segunda década del siglo XX. El mundo aún superaba los horrores de la Gran Guerra y la bonanza de las exportaciones en latinoamérica llegaba a su fin. Al igual que muchos inmigrantes de origen asiático, mi bisabuelo juntó dinero para poder establecer un negocio propio.

Los chinos eran conocidos por sus locales de comida actualmente llamados “Chifa”, término de origen peruano. Mientras que la comunidad japonesa destacaba en sus barberías y bazares los cuales eran reconocidos por la calidad de servicios y productos que ofrecían. Claro que la comida no quedaba de lado, es en esta época que surge la famosa “Cocina Nikkei”.

Gracias a la intervención del Ministro japonés Saburo Kuruso, se forma una asociación llamada “Perú Takushoku Kumiai” destinada a ayudar a la comunidad japonesa en el Perú para que puedan establecerse en las principales ciudades del Perú. Aprovechando esta ayuda, mi bisabuelo, quien en esa época ya era conocido como Dionisio, viaja a la ciudad de Lima para solicitar ayuda de aquella cooperativa. Es aquí donde conocería a quien sería su futura esposa. Una vez terminados los trámites necesarios, se trasladaría a la ciudad de Cerro de Pasco, ubicada en la sierra central del Perú. Abriría un bazar y viviría tranquilo durante muchos años junto a su familia, pero los problemas no tardarían en volver.

Persecución

Mayo de 1940, la guerra había estallado en Europa y la intervención de Japón en esta era inminente. Es en esta época de gran tensión que se difundía el rumor de que la población japonesa planeaba apoderarse del país. Bajo el pretexto de esconder armas, turbas saqueaban propiedades de los inmigrantes provocando millonarias pérdidas y la salida de 316 personas hacia Japón.

1323196296_272949_1323196393_album_normal

USS West Virginia luego del ataque a Pearl Harbor

Diciembre de 1941. Japón entra oficialmente en la guerra. Es en esa fecha que el gobierno peruano congela los fondos de sociedades e individuos japoneses. Posteriormente el Perú rompería relaciones con las naciones del Eje generando gran malestar entre los inmigrantes. El comercio de estos sería prohibido y sus negocios expropiados.  No sería sino hasta 1947 que todas aquellas prohibiciones serían levantadas.

En ese momento mi bisabuelo se encontraba en una situación bastante complicada. En la ciudad de Cerro de Pasco se encontraba la Cerro de Pasco Mining Company, uno de los más grandes enclaves de capital estadounidense en el Perú. Debido a la presión de aquella empresa respaldada por el gobierno estadounidense, mi abuelo tenía 2 opciones. Ser deportado al igual que miles de japoneses más o ser reubicado para “proteger” la inversión estadounidense.

Como es obvio, mi bisabuelo decidió reubicarse. Había trabajado demasiado para simplemente abandonar todo. Tenía una familia, tenía una vida la cual había conseguido con mucho esfuerzo. Se mudaría junto a su familia a Yanahuanca, distrito creado durante el gobierno de Manuel Prado Ugarteche y que pertenece también al departamento de Pasco. Es aquí donde finalmente se establecería.

El fin de la guerra

firma-japon-670x410

Firma de la rendición de Japón en el USS Missouri

Agosto de 1945. La rendición de Japón había sido forzada debido al bombardeo nuclear sufrido, su poder militar había desaparecido y la poderosa Marina Imperial había sido exterminada, las panzerdivision no avanzaban más por Europa, Alemania había capitulado e Italia fue derrotada hacía un tiempo. Son estos momentos de gozo para los aliados que marcarían para siempre a mi bisabuelo.

Mi abuela me cuenta:

-Era un día bastante tranquilo, recuerdo que tocaron a la puerta y le entregaron el periódico a mi papá. Pude ver como su expresión cambió drásticamente. La tristeza en sus ojos era evidente y se fue acentuando mientras leía el periódico. Con lágrimas en los ojos fue al Kami-dana que tenía a orar. No entendía que había pasado hasta que leí el periódico.

Lo que mi bisabuelo se enteró quedaría grabado en su corazón. Las ciudades de Hiroshima y Nagasaki habían sido borradas en su totalidad y con esto miles de vidas inocentes. Había perdido familiares y amigos, personas que conoció en su juventud jamás verían el amanecer de otro día, personas por las que siempre había orado no existían más.

internacionales-mundo-conmemora-hiroshima-70-anos-primer-bombardeo-atomico-n192665-764x480-196252

Ciudad de Hiroshima luego del bombardeo atómico

Mi abuela continúa:

-Fueron momentos bastante tristes. El perder a un ser querido es un golpe duro hijo, pero el que tu familia entera desaparezca de un día a otro, ¿existe forma de superar una cosa así?

Sin embargo, mi bisabuelo siguió adelante hasta el día de su fallecimiento. Pasó por tantas experiencias a lo largo de su vida, desde cruzar todo un océano para encontrar una nueva vida hasta afrontar la persecución del gobierno para poder conservarla. Si bien no siempre fue fácil, el jamás se rindió. Moriría entre vecinos y amigos. Su esposa siempre junto a él además de la satisfacción de conocer a sus nietos. Una vida difícil, pero cuyas recompensas la habían hecho llevadera.

Esa fue la historia de mi bisabuelo y su vida en el Perú. Para mi fue una gran experiencia el conocer toda esto, me siento en mayor conexión con mi pasado y quise compartirlo con ustedes.

Recuerden que toda historia es valiosa. Para saber a donde vamos es importante recordar de donde venimos.

¿Ustedes también tienen algo que compartir? Los animo a hacerlo.

Cuenta – YamiKai

¡Si te gusta mi contenido puedes seguirme en Youtube!

https://www.youtube.com/channel/UCjaScgw-9gN3bIMJ1YeLcAg?view_as=subscriber

¡Puedes encontra esta y más notas en el blog de Reporte de Batalla!

https://reportedebatalla.wordpress.com/

Imagen destacada: Embarcación Sakura Maru

p19687_6a8914c5-9ff4-4450-9cf0-07cc7c60a1f4_1024x1024.thumb.jpg.503b0fd3bcca917772d51fe186dcb340.jpg

  • Cool 1

Share this post


Link to post
Share on other sites
Sign in to follow this  

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.

×