Jump to content


Leyendas Navales: Graf Spee

Leyendas Navales Graf Spee

  • Please log in to reply
1 reply to this topic

Talleyrand #1 Posted 23 December 2016 - 07:55 PM

    Lat.Am. Community Contributor

  • WoWS Community Contributors

  • 637
  • Member since:
    08-09-2012

Leyendas Navales: Graf Spee

 

Uno de los barcos más deseados ha llegado al juego. Viene a sembrar la muerte y destrucción entre los cruceros de cualquier nivel. Con un concepto único que hace difícil su clasificación y más aun combatirlo: Escapar de todo lo que puede hundirlo y hundir a todo lo que puede alcanzarlo.

 

Desarrollo:
El Graf Spee surgió como el tercero de la clase Deutchland. Estos barcos fueron uno de los primeros pasos del rearme alemán tras la primera guerra mundial. La derrota en esa guerra había dejado a Alemania prácticamente sin flota. Más aun el tratado de Versalles lo limitaba a no construir barcos de más de 10.000 toneladas. Este límite solo le permitiría, en teoría, construir cruceros de un valor equivalente a los que tenían los aliados o pequeños acorazados costeros. Nada que amenazase la supremacía naval de los acorazados aliados.  Estos tenían a su vez un tratado que limitaba los cruceros a 10.000 toneladas y cañones de 210mm y prohibía nuevos acorazados por una década.

Cuando llego el momento de rearmarse los alemanes idearon un concepto que podía amenazar a las potencias navales y aun cumplir mantener los límites impuestos por Versalles.
Con nuevas tecnologías que permitían ahorra peso los alemanes desarrollaron un barco de 10.000 toneladas, con un blindaje de crucero, pero armado con cañones mucho más grandes. Los cañones de 280mm son casi cañones de acorazados. Además usaban motores diesel (primera ves en un barco de guerra de este tamaño) lo que le daba a estos pequeños monstruos un rango impresionante. Su velocidad le permitiría huir de lo acorazados y sus cañones hundir a los cruceros.

Los Alemanes llamaron Panzerschiffe (barco blindado) a esta tipo extraño, pero el sobrenombre que le dieron los ingleses pego más, "Acorazados de Bolsillo".

 

Diseño:

El Graf Spee es bastante más pesado que sus hermanos con 16.000 toneladas completamente cargado. Mide 186 metros de largo por 21,6 de ancho. La necesidad de ahorra peso y tener mucho alcance hizo que los diseñadores optasen por motores diesel. Estos le daba 29,5 nudos de velocidad y un alcance de 16.500 km. La velocidad es un poco lenta para un crucero pero es lo suficiente para distanciarse de los acorazados de su momento. Su radio de giro por el contrario es excelente. Especialmente cuando se ayuda con los motores diesel.

El armamento es la cualidad que destaca a estos barcos. Dos torretas triples con el poderoso cañón de 280mm. Este cañón es mucho más poderoso que los cañones de crucero de 203mm típicos. Mientras estos disparan proyectiles de 120 kg, el 28 cm/52 SK C/28 del Graf Spee dispara pepinos de 300 kg a 910 m/s. Su cadencia de fuego es de tres tiros por minuto. Ningún crucero en el mundo podía resistir estos tiros.

La secundaria son 8 cañones de 155mm en montajes simples. 4 por banda pero no es dual. En combate se mostró poco efectiva

 La antiaérea pesada está compuesta por 6 cañones de 105mm en 3 torretas duales. La media la cubren 8 flak 30 de 37mm. En cuatro montajes duales. La liviana corresponde a una decena de  flak 38 de 20mm en montajes simples.

Finalmente su capacidad ofensiva se completa con los excelentes pares de lanzatorpedos cuádruples. Estos están sitiados a popa y le permiten disparar con un excelente arco que incluye hacia atrás. Lo que hace muy peligroso perseguir este barco. El torpedo es el ubicuo G7.

 

El blindaje es aceptable pero nada más. El esquema es muy complejo pero aca vamos a resumirlo. Su cintura es de 100mm pero bien inclinada. Además de un mamparo longitudinal de 40mm para proteger de las esquirlas. Esto es adecuado para el combate con cruceros a cierta distancia, pero totalmente insuficiente para proyectiles de acorazados. La cubierta tiene entre 18 mm y 40mm en la parte blindada principal de la ciudadela. No es mucho, y lo hace muy vulnerable a proyectiles que caigan verticales.

 

 

Historial de Servicio

El Graf Spee debe su nombre al Almirante que comandaba el escuadrón de Asia oriental de la marina alemana en la Primera Guerra Mundial. Este trató de abrirse paso a Alemania al comienzo de la guerra. Rodeado por fuerzas hostiles tuvo éxito en sorprender a una flota inglesa en la islas Coronel, pero acabaría derrotado por otra en las Malvinas. Los dos barcos principales de este almirante eran el Scharnhorst y el Gneisenau (cruceros acorazados, no confundirlos con los acorazados que vemos en el juego que son mucho más modernos). Estos daría nombres también a las dos torretas del barco.

El Spee fue botado en 1934. Asistió el crucero neozelandes Achilles a esta fecha. Sus primeras misiones fueron en patrulla en la Guerra Civil Española. Asistió a la revista naval por la coronación del rey George VI donde volvió a visitarse con el Achilles en gesto de camarería. También hizo numerosas visitas de cortesía a puertos europeos.  


Sin embargo la guerra era inminente y zarpó al atlántico preparándose para el estallido de la guerra. A su mando estaba el capitán Langdorff, su objetivo la guerra de corso. En principió no se le  permitió operar. El 11 de septiembre lo avistó el crucero Cumberland. El Graf Spee tenía órdenes de no combatir y se zafó de el combate pese a que parecía favorecerle.

Comenzó a cazar los mercantes primero en el Atlántico y luego se pasó al indico. Los ingleses y franceses pusieron una fuerza impresionante para atrapar al corsario. 4 portaviones, 3 cruceros de batalla, y 16 cruceros. El Graf Spee hundió a 9 buques antes de dirigirse al Río de la Plata, donde salían mercantes desde Argentina y Uruguay hacia Inglaterra . Es de notar que Langdorff no había causado ninguna muerte en estos hundimientos. Limitándose a detener a los barcos y hundirlos después de que su tripulación los abandonase.


Batalla del Río de la Plata:  

 El 13 de diciembre Langdorff avistó un buque mayor y 2 menores, y falto de reconocimiento aéreo se acerco a cerciorarse si eran las presas que buscaba. Esta era la fuerza G, compuesta por el crucero pesado Exeter con cañones de 203mm y los cruceros livianos Achilles y Ajax, de la clase Leander (El mismo achilles que había visitado dos veces). Esta fuerza estaba al mando del Almirante Harwood y era una da las series de flotas repartidas por el océano para cazar al corsario.

Langdorff enfrentaba una disyuntiva terrible. Sus órdenes eran evitar el combate. Para Inglaterra, dada su enorme flota, perder 3 cruceros no afectaba demasiado, pero para Alemania el Graf Spee era uno de los pocos buques capitales que tenía. Más aún aunque saliese victorioso si los daños eran suficientes para dejarlo fuera de combate sería una victoria estratégica inglesa pues no había puerto amigo donde pueda ser reparado, lo que significaba el fin de la misión de corsario.
Por otro lado los cruceros eran más rápidos y numerosos lo que implicaba que sería casi imposible perderlos en el océano. A su favor tenía el mayor alcance y peso de la andanada del Graf Spee, pero temía que los cruceros se limitasen a seguirlo mientras convocaban fuerzas mayores que se concentrasen sobre el corsario.  
Decidió, entonces, aproximarse a máxima velocidad al combate. Tratando de aprovechar el tiempo que demora en acelerar los motores a vapor de los cruceros. Esta decisión es cuestionable por que desaprovechó la mayor ventaja del Graf Spee que era el alcance.

 Harwood separó su flotilla en dos ejes. El Exeter por un lado, y los livianos por el otro. Esta era el plan previo para dividir el fuego del Spee. El corsario alemán concentró su fuego sobre el Exeter, el más peligroso de la formación inglesa, que pronto empezó a sufrir el aporreo de las piezas de 280mm. Primero perdió a la tripulación que servía los torpedos, luego su torreta "B" y posteriormente un proyectil mató a casi todos los que estaban en el puente excepto el capitán y dos marineros. También destruyó las comunicaciones, por lo que el barco tuve que conducirse por una red de mensajeros el resto de la batalla. 
El Ajax y el Achilles se acercaron a 12 km para atraer la atención del crucero alemán y salvar al Exeter. Este último aprovecho para lanzar torpedos que fallaron el blanco. Pero cuando giró para lanzar los torpedos del otro lado, fue centrado nuevamente por el Spee que le causó incendios en el casco y dejo fuera de acción a la torre A. El Exeter se quedo solo con su torreta trasera disparando pero bajo control local (el oficial de artillería  Jennings parado en el techo gritando las directivas) inclinado 7º y con agua inundándolo, y siendo controlado solo con la brújula de un bote.
 Sin embargo uno de los proyectiles del Exeter dio el golpe decisivo al Graf Spee que parecía bastante poco afectado. Un proyectil de 203 destruyó su sistema de filtrado de combustible. Con esto el Spee solo tenía 16 horas de combustible. Su misión de corso o cualquier posibilidad de volver a Alemania se había acabado.

Lo único que le quedaba era intentar llegar a algún puerto neutral y ver si podía reparar ahí. Tenía dos alternativas cercanas en el Río de la Plata. Montevideo y Buenos Aires. Se decidió por Montevideo , Uruguay por ser más fácil de acceder. Buenos Aires con sus múltiples bancos de arena era una grave peligro de encallar para cualquiera sin experiencia en el río.
 El Spee logro alcanzar al Exeter y removerles la última torreta que le quedaba por lo que este tuvo que alejarse maltrecho y completamente fuera de combate. El Ajax y el Achilles intervinieron decisivamente para evitar que el Graf Spee liquidara lo que quedaba del Exeter. Pero al acercarse tanto sufrieron la precisión del alemán y el Ajax perdió primero 4 de sus 8 cañones y luego le fue removido el mástil.
 Los dos cruceros livianos estaban cortos de munición por lo que Harwood decidió pelear de noche donde los cañones alemanes se viesen minimizados. La batalla se tornó una persecución ya que el Graf Spee se dirigió a Montevideo a tratar de reparar sus daños que lo hacían incapaz de navegar. A la medianoche el corsario entro en Montevideo.

 

Montevideo:
Uruguay pese a ser neutral era un país bastante pro ingles. Los tratados internacionales limitaban la estadía de una nave en guerra a 72 hs y los Uruguayos se comprometieron a eso. Este tiempo era insuficiente para los alemanes que demandaban más. Los ingleses a su vez trataban de forzar la inmediata salida del barco. Sin embargo comunicaciones con la flotilla les hizo invertir su política. Ya que Harwood les informaba que el Achilles y el maltrecho Ajax no podían frenar al Graf Spee. Posteriormente se unió el Cumberland al piquete ingles pero el resultado todavía no era seguro. Se comenzaron a trasmitir mensajes para hacer creer a los alemanes que un acorazado y un portaviones se había un unido a la flota.
Mientras tanto en el Graf Spee la situación era más oscura que lo que preveían los ingleses.
1. Sin filtro no tenía combustibles más que para un rato de navegación
2. Solo tenía munición para 20 minutos de combate
3. Se presumía una enorme fuerza británica esperando a la salida del río de la Plata.
El apoyo de los uruguayos a los ingleses les impidió hacer un reconocimiento. Langsdorff consultó a Berlín y estos dejaron la decisión en su manos, con la sola prevención de no internar el barco en Uruguay. Aunque pueda arreglar el filtro, aunque pudiese derrotar a los barcos ingleses en la boca del estuario. Nunca podría llegar a Alemania ni escapar de sus perseguidores. Por lo que decidió que lo que quedaba era evitar la pérdida de vidas de sus tripulantes y que se revelasen los secretos navales alemanes.
  El 17 de diciembre el Graf Spee salió de puerto con una tripulación mínima. Cruzó el límite de las aguas territoriales uruguayas y la tripulación se traslado a un remolcador argentino. Desde distancia segura vieron como el corsario volaba por los aires con las cargas explosivas repartidas en la santabárbara del barco. Los instrumentos delicados y secretos habían sido destruidos con antelación. Relatos como el del teniente Rasenack, de control de tiro, señalan que destruir con sus propias manos los instrumentos que devotamente y con orgullo cuidaron durante meses fue uno de las cosas más tristes de su vida.

El epilogo fue la internación de la tripulación en la Argentina. Una vez solucionada la situación de su tripulación, el capitán se suicido. Los marineros fueron repartidos por el interior, especialmente en zonas donde se asentase comunidades alemanas. Así en los largos años de internación mucho se habituaron al país y desarrollaron relaciones acá. Por lo que al finalizar la guerra una enorme cantidad de ellos decidió quedarse en el país. Se repartieron por numerosas zonas, pero la mayoría se concentro en un pequeño pueblo de Córdoba ahora llamado Villa General Belgrano. Este pueblo se ha vuelto la capital de la comunidad alemana en Argentina y alberga la fiesta de la cerveza. Es uno de los más importantes centros turísticos del país.

Hay un par de historias sobre los marinos que no pude comprobar y con más tiempo probablemente lo haga. Una es la anécdota del casino de Mar del Plata. Uno de los oficiales del barco notó que las ruletas tenían desgaste diferentes y que había cierta tendencia a que algunos números saliesen más que otros. Las ruletas eran cambiadas aleatoriamente todas las noches, pero por pequeños defectos y marcas estas podían ser seguidas. Durante mucho tiempo las siguió con disciplina militar para determinar los números que tenían más tendencia, y una vez seguro él y sus compañeros comenzaron a apostar y ganar todas las noches. El éxito  del plan fue cada vez más notorio, hasta que el casino con la banca a punto de saltar les prohibió la entrada a estos alemanes que ganaban siempre.
Otra anécdota que (seguramente voy a comprobar en los próximos meses) es que cuando en abril de 1982 la Argentina declaró la guerra a Inglaterra y tomó las Islas Malvinas. Los marineros del Spee, promediando 60 años, se dirigieron a una base de la armada a ofrecerse como voluntarios para servir con su nación de adopción. La armada les agradeció su voluntad pero rechazó el servicio. Se hizo un acto oficial de agradecimiento sin embargo.

Los marineros del Spee se reunieron anualmente durante muchísimo tiempo. Con la presencia en algunas reuniones de los ingleses prisioneros que siempre destacaron la caballerosidad del trato recibido.

 

 

 

En el Juego

 

Había escuchado algunos malos comentarios sobre el barco antes de probarlo y la verdad, quedaron completamente refutados. En la primera partida con ninguna mejora y con el capitán nuevito hice más de 100.000 de daño. Y en general me mantuve promediando esos daños.
Desde el inicio del juego en el foro hubo debate si catalogarlo como crucero o acorazado, por el apodo equívoco de "acorazado de bolsillo". WG lo vio como crucero, que es lo que es. Inclusive los alemanes lo recatalogaron así a mediados de la guerra. Concuerdo completamente con esta decisión. Pero sin embargo el barco tiene algunas cosas que lo separan del resto de los cruceros y le dan un estilo muy diferenciado.

 

 Su movilidad es una moneda de dos caras. Con 29,5 nudos es bastante lento para un crucero. De hecho el surgimiento de los acorazados rápidos va a ser lo que condene a esta estilo de barco pues ya no pueden superarlo en velocidad y perderse en el océano. No es complicado apuntarle a un Spee si navega en línea recta. Pero la otra cara de la moneda es su maniobrabilidad. Es excelente. Gira como una bicicleta. Me he encontrado con poca vida y asediado por portaviones que buscan meterme el tiro de gracia pero que no pueden por los rápidos giros que mete el barco.

La artillería es la marca diferenciadora de este barco. Lo negativos es que tiene pocos cañones y demoran 20 segundos en recargar. Además son proclive a ser dañados lo que te deja con 3 cañones a veces. Pero el daño que hacen es tremendo, impresionante. Casi iguales a los que carga el Scharnhorst pero con una torreta menos. Su tiempo de recarga es fácilmente compensado por la facilidad de meter ciudadelas. Los ángulos de los cañones son amplios y generosos. No recomiendo la táctica de cargar con la proa solo. Una sola torreta con 3 cañones es algo escaso en poder de fuego y siempre está la chance de que la deshabiliten con lo que quedarían sin poder devolver el fuego.

La otra pata de su poder ofensivo es curiosamente olvidada, pero es tan peligrosa como sus cañones. Los torpedos que carga este corsario están en una posición extraña a popa. Es sin embargo, en el juego, genial. Estos torpedos tienen unos arcos ridículamente amplio. Pueden tirar bastante hacia adelante y cubren casi completamente la popa del barco. Por lo que perseguirlo es muy peligroso. Los torpedos son rápidos y de 8 km. Pueden sorprender a un perseguidor u obligarlo a doblar bruscamente lo cual expone su ciudadela para la torreta trasera del Spee.    

La antiaérea es un poco pobre pero se puede compensar con el caza embarcado y el consumible de defensa antiaérea.

El blindaje es adecuado mientras enfrente cruceros o destructores. Sin embargo los acorazados los despedazarán si enfocan el fuego en él. 

Finalmente el Spee tiene como consumibles la reparación (realmente útil), el avión caza (lo que complementa un poco su antiaérea) y la opción de montar hidroacústica o fuego antiaéreo defensivo. Ambos complementan puntos flacos del barco.
 

Cómo reacciona frente a las distintas clases:

Cruceros: Sus cañones fueron pensado para derrotar a cualquier crucero de la época y cumplen la expectativa. La diferencia de peso entre los proyectiles que hable arriba les da una idea de lo que estamos tirando. Y cualquier crucero no correctamente angulado recibe su correspondiente ciudadela. Si, señores, este es un barco matacruceros, y no teme enfrentarse a cruceros de uno o dos niveles más. Estimo, sin calcular, que si su blindaje es inferior a 200 milímetros este proyectil lo penetra. Por otro lado no queda otra que matar rápido, porque no puede soportar castigo durante mucho tiempo.

Con Destructores ya vemos alguno de los defectos de este concepto. Seis proyectiles que recargan cada 20 segundos puede ser un poco demasiado poco para cazar destructores. Más aun sos lento para perseguirlos. Sin embargo cuando un HE impacta en estos escurridizos DDs les duele horrores.

Contra Acorazados es como pueden deducirlo, donde el Graf Spee debe optar por la cautela. Los acorazados fácilmente penetran su blindaje y las reparaciones no serán suficientes. La lentitud del barco a su vez afecta su habilidad de escapar. Sin embargo el Spee no está inerme ni mucho menos. Su AP puede penetrar un acorazado de nivel bajo si este no está angulado. Y sus torpedos pueden hundirlo si este se aproxima demasiado (Como comprobó en mi primera partida un Amagi)

 

Conclusión:

El Graf Spee es un barco muy diferente del resto. Un crucero que se especializa en cazar cruceros. Fácilmente podemos enfocarnos en su increíble artillería pero sería un error olvidarnos de los torpedos que son casi tan importantes. Para mí el mejor crucero de nivel 6 que probé, y gratamente mi buque favorito.

Sus puntos fuertes son notorios y sus puntos débiles también. Esto son: lo proclive a recibir daño en las torretas, la lentitud relativa, y fragilidad inherente. Su gran enemigo son los acorazados rápidos. En particular el Dunkerque que fue diseñado específicamente para cazar este tipo de barco. Y sufre mucho subir a nivel 8 donde cruza acorazados rápidos y precisos como el Amagi.

 


COLDOWN #2 Posted 10 January 2017 - 01:28 AM

    Lat.Am. Community Contributor

  • WoWS Community Contributors

  • 85
  • Member since:
    08-09-2012
:great:




1 user(s) are reading this topic

0 members, 0 guests, 0 anonymous users